"El Niño" sería uno de los fenómenos más poderosos

el

Ha provocado cambios en el clima de México

El fenómeno climatológico “El Niño” se ha fortalecido desde marzo y podría ser uno de los eventos más poderosos de 2015. De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA, el fenómeno se hará más intenso a medida que transcurra el año y podría ocasionar un invierno mucho más frío, inundaciones y "caos" en los EU.

Según los científicos, “El Niño” podría convertirse en la peor temporada invernal en 165 años, y borraría de golpe los cuatro años consecutivos de sequía que enfrenta ese país, razón por la que lo han bautizado como el "Godzilla" climático.

 

Nombres ingeniosos para un tema serio

El primero en utilizar el nombre de "Godzilla" fue el climatólogo de la Nasa, Bill Patzert, del Laboratorio de Propulsión de California. En la oportunidad, el experto mencionó que las temperaturas del océano son más altas que en 1997, año en que las tormentas azotaron ese estado y aseguró que "si esto llega a alcanzar su potencial, puede generar muchas inundaciones, deslizamientos de tierra y un gran caos".

En tanto, un blog de la oficina de Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de ese país describió la actividad atmosférica como el "Bruce Lee de los Niños". Sin embargo, Patzert rebatió y dijo que su nombre describe mejor los efectos que podría causar un fenómeno de esas dimensiones.

Lo que los expertos pronostican para San Francisco, California, son precipitaciones que podrían superar los mil 200 milímetros; unas tres veces lo que se puede esperar en un año lluvioso en esa ciudad. En 1997, el año que se utiliza para comparar los efectos que podría llegar a causar un fenómeno de “El Niño” más poderoso, se registró una temporada con 119 días consecutivos de lluvia, que acumularon una caída de agua total de casi 1,2 metros.

Mientras se especula cada vez más sobre si realmente este podría ser el año con el clima más severo en la costa oeste de Estados Unidos, “El Niño” evita la formación de huracanes de gran magnitud en la zona del Atlántico y el mismo fenómeno está desatando más tormentas en el Pacífico.

La última vez que se presentó un escenario similar, hace cinco años, se registró monzones en el Sudeste de Asia y graves sequías en Australia, Filipinas y Ecuador. Esto se suma a enormes tormentas de nieve y hielo en Estados Unidos, olas de calor en Brasil e inundaciones en México.

Este año se culpa a “El Niño” de la escasez de agua en Filipinas, Indonesia y Australia y cambios en el clima normal de México y Centro América. La falta de agua ha disminuido sustancialmente los caudales de ríos, lo que ha provocado que el Canal de Panamá haya debido limitar el tráfico entre los océanos Atlántico y Pacífico debido a la falta de agua.

 

De acuerdo con la NAOO, “El Niño” es un trastorno del sistema océano-atmósfera en el Pacífico tropical que tiene consecuencias importantes para el tiempo y el clima en todo el mundo.

Comentarios