En la “tablita” directora de la “Simón Bolívar”

el

En la “tablita” directora de la “Simón Bolívar”

-Es señalada de autoritaria y de haberse apoderado de la cooperativa escolar

Por María Elena Ferral

Luego de una acalorada reunión con personal de la Supervisión Escolar, padres de familia de la escuela primaria “Simón Bolívar”, de la colonia Unidad y Trabajo, lograron destrabar un conflicto que se había originado por la directora Lorena Reyes Zaleta, la cual es señalada de autoritaria y de haberse apoderado de la cooperativa escolar para beneficio propio, con la venta de comida ‘chatarra’ que atenta contra la salud de los alumnos, por lo que pedían su destitución.

En la asamblea participaron alrededor de noventa padres que se inconformaron delante del personal de la Supervisión Escolar, representada por José Cárdenas Martínez y César del Ángel Salazar Segura, manifestando que desde la llegada de la directora, Lorena Reyes Zaleta, hace seis meses a esa escuela, se han registrado ciertos conflictos, como es el despido injustificado de una persona que hacia el aseo en la escuela, a la cual se le paga con  las cooperaciones que aportan los padres de familia para el mantenimiento de los salones y áreas de la institución.

Por ello es que solicitaron la intervención de las autoridades escolares, pues aseguran que ya están cansados de los malos tratos de la Directora y de su autoritarismo con el que conduce la escuela, por lo que se levantó un Acta, en la que se asentó que la directora Lorena Reyes Zaleta, no tomaría represalias contra los alumnos y padres de familia y que de persistir en su conducta negativa, entonces pedirán su destitución.

Por su parte, los representantes de la Supervisión Escolar,  José Cárdenas Martínez y César del Ángel Salazar Segura,  luego de escuchar las quejas de los padres de familia, se comprometieron a que la maestra Lorena Reyes Zaleta, tiene hasta el 31 de enero de 2108, para cambiar su actitud, de lo contrario será removida del cargo para terminar con los conflictos de esta institución educativa, ya que los afectados son los alumnos, con la venta de comida ‘chatarra’ que había permitido se vendiera por parte de un familiar.

Comentarios