Poza Rica como cuna del petróleo: Velázquez

el

Poza Rica como cuna del petróleo: Velázquez

-Inicia Semana Cultural por las Fiestas del Petróleo

DE LA REDACCIÓN

Con exposición fotográfica, conferencia “El Ojital 1”, ciclo de narraciones históricas y cuentacuentos del programa Kilómetro 52, inició la semana de actividades culturales en torno a las Fiestas del Petróleo, organizadas por el gobierno municipal de Poza Rica, que preside el alcalde, Francisco Javier Velázquez Vallejo.

En punto de las 10:00 horas de este lunes, en el auditorio municipal, Rafael Hernández Ochoa, el alcalde, Javier Velázquez, inauguró el inicio de una semana de festejos, con la conferencia “El Ojital 1”, por el reconocido historiador pozarricense, José Luis Rodríguez Badillo, y posteriormente, la exposición fotográfica del conferencista sobre el mismo tema.

En su mensaje inaugural, Velázquez Vallejo destacó que así es como se inicia la semana de festejos para conmemorar el acto notable en la historia del país, como lo fue la “Expropiación Petrolera”, a lo que mencionó, “la industria vive una etapa difícil; sin embargo, Poza Rica, como cuna del petróleo, no debe dejar de recordar nunca esa hazaña, momento histórico comandado por el general, Lázaro Cárdenas del Río”.

Explicó para que quede vivo por siempre en el recuerdo de los pozarricenses este hecho, el Gobierno Municipal de Poza Rica, ha preparado un programa cultural que inició el 12 de marzo y culminará el 18 con las Fiestas del Petróleo.

De manera simultánea a este evento, en la escuela Artículo 123, Benito Juárez, de la Colonia Petromex, inició el programa Kilómetro 52, con una narración histórica denominada “La Hazaña de Adolfo Rendón Rendón”, narrada por Mario Román del Valle, y cuentacuentos, en donde Alexa Bagundo, hizo el relato del “Hombre Chango”, alusivo a la famosa labor petrolera que lleva el mismo nombre, dinámicas en las que participaron alumnos del sexto grado de dicha institución educativa, actividades que fueron inauguradas por el director de Cultura Municipal, Ramón Rosas Caro.

Comentarios