Son familiares de Lauro los que bloquearon

el

Son familiares de Lauro los que bloquearon

-Continúan las manifestaciones pacíficas en Coxquihui, no se rinden pobladores de Ojite de Matamoros

Por María Elena Ferral

El señor Antonio López Ortiz, residente de este municipio, señaló, que se culpa del bloqueo a grupos de Morena y al alcalde Reveriano Pérez Vega y es, totalmente, falso, esto no es político, es un pueblo unido por la preocupación de ver morir a sus hijos y no saber las causas verdaderas”, y muestra unas fotografías en las que señala que quienes aparecen en ellas “son gente del PAN, son familiares directos del alcalde electo Lauro Becerra García, ellos son su tío Nahúm García Nicanor y sus primos hermanos Herubei García Hernández e Iris García Hernández y toda la gente que está en las fotos son residentes de la comunidad de Ojite de Matamoros, de militancia panista y luchan no por partidos, sino como hermanos indígenas afectados, la misma familia del alcalde electo fue detenida durante el desalojo”. 

Refirió que “Nahúm García Ramírez, es el padre del menor Daviel Neymar, de tres años de edad, el primer infante que falleció en la comunidad de Ojite de Matamoros, quien junto con su padre Nahúm García Nicanor y su hermano Erubey García Hernández, tío y primos, respectivamente, del alcalde electo de Coxquihui, Lauro Becerra Tirso, que por cierto en ningún momento ha dado la cara, fueron quienes encabezaron las protestas y bloqueos, a los que se sumó el pueblo, esa es la realidad, aquí no hay priístas, tampoco maestros del Movimiento Popular Veracruzano, ni gente de Morena, son familiares del alcalde electo que se vieron envueltos por la tragedia al perder al niño y el pueblo se sumó porque hubo otro fallecimiento y hay más niños enfermos”, lamentó que se haya difundido una información equivocada.

Por su parte, la señora María del Rosario Cruz García, madre de una menor que se enfermó el pasado 24 de septiembre, presentando el mismo cuadro, dijo “a mi hija yo la llevé al doctor el 24 de septiembre, porque surgió la muerte del niño Neymar, el cual era compañero de mi hija, aquí en el Kínder y ella presentó calentura y se le quitaba y se le iba y pues por la preocupación de cómo estaba me la llevé a la fundación del doctor Alamilla, ahí le sacaron muestras y me dijeron que era dengue clásico y le pusieron una dosis de hemoglobina que le iba a ayudar para subir sus plaquetas y que la iba a mantener estable, después como al tercer o cuarto día, yo la lleve al hospital de Entabladero y ahí le volvieron a sacar estudios y ya me dijeron que estaba mejor”.

Después “yo me quede un poco más tranquila, pero luego surgió la tos y la gripa y pues como a mí me dijeron que los niños que habían fallecido tenían los mismos síntomas que tenía mi hija, me alarmé y la preocupación de todo el pueblo, de los padres y madres de familia, los que nos fuimos a manifestar, sin el apoyo de ningún partido político, nosotros fuimos, nos atrevimos a protestar para que nos mandaran brigadas de salud, para que nos mandaran médicos, para que nos mandaran especialistas para saber, realmente, lo que está pasando en nuestra localidad”.

Lo anterior “para saber si es un virus, o si es una bacteria, si es lo que se está comentando en redes sociales, que es un brote de una bacteria, que no sé cómo se llama, además ahorita salió otro comentario que es el ébola, que es por el agua y solo nos están alarmando más, en vez de que nos digan ahora sí la verdad con algo; queremos que nos digan “saben qué, esto está pasando, que nos hablen con la verdad, no que nada más nos tengan y nos maten porque la verdad sí nos preocupamos, incluso ahorita hay más niños enfermos de vómito, de diarrea, de calentura”.

Reiteró “es lo que queremos, no pedimos más, sino pedimos que nos apoyen, que nos ayuden, que nos digan, realmente, qué es lo que está pasando, no que nos vengan a engañar”, sobre el número de niños enfermos dijo que “aparte de los dos niños que se murieron, había como diez o doce niños más que se llevaron al hospital regional, incluso está una niña que está allá hospitalizada, la verdad no sabemos cómo esté, estuvo un niño allá, que lo dieron de alta el día domingo en la tarde y el niño no podía hacer del baño, no podía defecar, llevaba ya tres días y la verdad dice su mamá que lo dieron de alta, pero no le dieron un alta médica”.

Expresó que “hasta el momento, la Secretaría de Salud en el Estado, no nos ha dicho nada a nosotros y es lo que queremos que nos lo digan, que no nos mientan que es una simple gripa, una simple tos por el cambio de clima, nosotros queremos saber que nos digan, realmente, lo que tienen nuestros hijos, ellos dicen que vinieron porque nosotros bloqueamos el día domingo y el día lunes, que porque no dejábamos pasar a nadie, pero como yo les dije a uno de los policías, cómo querían que no hiciéramos esto si no nos hacen caso, porque si el gobierno no nos dice saben qué tenemos este brote, tenemos algo para combatirlo, nada más nos mandan médicos y nos exigieron otra vez que laváramos los salones, lo hicimos, pero ellos para lavarse las manos tal vez por no investigar más, nosotros queremos saber, verdaderamente, qué es, que nos digan así, si es una bacteria o un virus”.

Cruz García dijo que  “el ataque de ayer que sufrimos, la verdad como dicen ellos que fue agresión del pueblo, eso es mentira, hay videos donde muestran como ellos entran por la fuerza a empujar con sus escudos y siendo que la gente no tenía piedras, ni palos como ellos dicen, incluso hubo balazos, está una camioneta que recibió dos impactos de bala y una señora recogió las balas y estuvieron echando gases lacrimógenos, imagínese los médicos no quieren fumigar porque nuestros hijos tienen síntomas de gripe y eso puede agravar sus vías respiratorias y ellos estuvieron echando sus gases lacrimógenos”. 

Ayer martes, residentes de esta comunidad se manifestaron de manera pacífica, marcharon en las calles en rechazo a la forma arbitraria como fueron tratados, quienes, únicamente, pedían salud y que fueron desalojados a golpes, colocando pancartas y mantas en el entronque, con leyendas como “gobierno represor”, “Menos Violencia más Médicos”, “menos violencia más ayuda”, “¿cuántos inocentes más?”, “gobierno fallido, gobierno injusto”, entre otras consignas, “queremos que nos digan con exactitud que tienen nuestros niños” e incluso por temor a ser afectados por esta enfermedad que aún no se dice cuál es, algunas familias de Ojite de Matamoros ya han abandonado la comunidad para resguardarse.

Comentarios