Bajo el nivel de habilidad

el

Bajo el nivel de habilidad

-En estudiantes de México: OCDE

AGENCIA

A pesar de los esfuerzos que se han realizado por mejorar el aprovechamiento escolar, el nivel de habilidades y las destrezas de los estudiantes mexicanos, sigue siendo "preocupantemente bajo", dijo el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría en su visita a México.

Durante la presentación del estudio “Construyendo una estrategia efectiva para las Competencias, Destrezas y Habilidades de México”, Gurría señaló que "urge" elevar el nivel de competencias y destrezas de México, puesto que serán éstas y no el dólar o el bitcoin, las monedas de cambio en el siglo XXI.

"A pesar de todos los esfuerzos que se han realizado, a pesar de que hemos mejorado las habilidades de los mexicanos, el nivel de estas habilidades y destrezas sigue siendo preocupantemente bajo. De acuerdo con los resultados más recientes de PISA, un gran número de jóvenes mexicanos aún no logra desarrollar niveles altos de competencias, destrezas y habilidades en virtud de su muy bajo desempeño escolar. El problema empieza entonces desde la escuela", dijo.

Recordó los resultados que ha alcanzado México y que la proporción de estudiantes de bajo rendimiento en matemáticas es de 56.6%, en lectura de 41.7% y en ciencias casi de 48%. Mencionó que el aprendizaje tampoco está mejorando como debiera en la vida laboral puesto que derivado de los altos niveles de informalidad en el país, la calidad de la mayor parte de los empleos es baja, lo que "no ayuda a mejorar ni desarrollar las habilidades de los trabajadores".

Lo que llamó el "círculo pernicioso de la informalidad "amenaza" principalmente a mujeres y jóvenes, con lo que además se suma un problema de equidad. A través de este estudio, se propone que el país refuerce la identificación y desarrollo de habilidades "necesarias y pertinentes" de acuerdo con lo que está demandando la industria puesto que a los jóvenes se les está prometiendo que si dedican tiempo a preparase, el mercado los recompensará pero eso no se está viendo.

"Qué es lo que promete, que si uno dedica dos, tres o cuatro años a prepararse tendrá una recompensa del mercado porque ya les dijimos a los jóvenes, sólo que no les dijimos en qué (se los va a recompensar). Hay una mala vinculación entre las habilidades de los jóvenes y las necesidades que está exigiendo el mercado. Qué paradójico que digamos que hay millones de jóvenes desempleados y las empresas quejándose de que no pueden captar el talento suficiente o necesario para llevar a cabo mejoras en su productividad", dijo.

Comentarios