De naturaleza política 6/6/17

el

De perdedores y ganadores

Por Enrique Aranda

En el caso de la maestrita, si, eventualmente, ganara la gubernatura, su victoria constituiría (casi) un hito y, si finalmente quedara segunda, también gana. Ella, sin duda, y también su peje-mentor. 

De confirmarse los primeros resultados oficiales, sustentados en ejercicios de conteo rápido, de la jornada electoral de ayer domingo en el emblemático Estado de México y, obvio, al margen su eventual judicialización y los procesos que le sigan, la plantilla de perdedores de la misma apunta ya a tener a los panistas Ricardo Anaya y Josefina Vázquez Mota a la cabeza aunque, vale decir, una nariz apenas arriba de los priistas Enrique Ochoa Reza y Alfredo del Mazo Maza, más una cauda de personajes del ámbito gubernamental federal y partidista.

Ello, obvio, al margen de que, de oficializarse la votación en apoyo de la morenaDelfina Gómez Álvarez y la “escalada” del perredista Juan Zepeda hasta la tercera posición, igual Andrés Manuel López Obrador que, ¡sorpresa!, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) deberán incluirse en la lista de ganadores de una jornada que, contra todos los pronósticos y al margen incidentes considerados por los más como menores, arroja un saldo (casi-casi) blanco y apunta a una concurrencia récord para la entidad.

Y esto, en razón de que la inclusión de los actores citados en uno u otro de los listados, no depende sólo del logro de un “apretado” triunfo sino, también, de razones de otro orden, cualitativas en su mayoría como, por ejemplo, ocurriría si el tricolor llegara finalmente al Palacio de Gobierno de Toluca, pues ello no modificaría la (muy mala) percepción que de él y su partido existe entre la ciudadanía mexiquense y, menos, la enraizada convicción de que su victoria es resultado de un operativo cuasi de Estado, coordinado desde el poder central.

En el caso de la maestrita, el razonamiento fluye exactamente en sentido contrario, puesto que si, eventualmente, ganara la gubernatura, su victoria constituiría (casi) un hito y, si finalmente quedara segunda, también gana. Ella, sin duda, y también su peje-mentor.

No es el caso de la fallida aspirante por el blanquiazul que, diría alguno ayer mismo, constituye algo muy cercano a un caso de estudio, dada la concurrencia de factores de toda índole: desde la tardía, mal estructurada y lejana campaña realizada por ella, hasta el hecho incontrovertible de que la misma haya quedado atrapada en medio de los intereses y disputa protagonizada por los aspirantes de Acción Nacional al 2018.

Lugar destacado en este primer balance ocupa el administrador de turno del panismo, Anaya que, huelga decir, vio venir la derrota y, pensando más en sí -“en su interés por consumar la toma de la nominación presidencial que viene implementando de tiempo atrás…”- que en la necesidad de conseguir un triunfo o el mejor resultado posible, revisó prioridades y redireccionó apoyos y su programa de giras e, incluso, fue el más interesado en aclarar que el resultado en el Estado de México no condicionará, en forma alguna, el de las presidenciales…

Preliminar balance éste, sin duda, que arrojará más elementos tras consolidarse resultados en Coahuila donde, por ejemplo, el calderonista-margarito Guillermo Anaya disputa, palmo a palmo, el gobierno con el moreirista Miguel Ángel Riquelme o en Nayarit donde, salvo una sorpresa mayúscula, el ganador será el no-perredista y no-panista Antonio Toñito Echavarría, hijo del caciqueexgobernador.

ASTERISCOS

*¡Vaya papelón! el del peñista secretario Luis Miranda Nava de Desarrollo Social que, cuando concurrió a la casilla donde, presuntamente, le correspondía votar, le informaron que no podía hacerlo porque su credencial de elector-INE no estaba vigente y, movido por el deseo de abonar a la causa, reveló que ¡tenía otra en casa!..   

*En el Salón de Sorteos del emblemático edificio El Moro de la Lotería Nacional se concretó la emisión del billete conmemorativo del Centenario de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), que preside Consuelo Mendoza, y la celebración del sorteo respectivo.

Comentarios