Lúgubre escenario comercial

el

-Se vive en el centro de la ciudad

DE LA REDACCIÓN

Panorama nada alentador se observa en el primer cuadro de la ciudad con el cierre de diversos establecimientos comerciales y proveedores de servicios de uso común para la población, derivado de la contingencia sanitaria por el riesgo de contagio del COVID-19.

Negocios dedicados a la venta de ropa, productos de uso personal, entre otros,  se observan con las cortinas cerradas en las calles que componen el centro de la ciudad, y la disminución considerable de la actividad comercial que había de manera cotidiana.

La contingencia sanitaria ha dejado severas consecuencias en materia económica, y graves riesgos para las actividades productivas del municipio, que se encuentran en espera de que las condiciones puedan mejorar durante las siguientes semanas y superar esta etapa de severa crisis que se vive.

En tanto es necesario que la población se mantenga en sus casas, procurando respetar la disposición de las autoridades de salud, para salir de esta crisis lo más pronto posible y evitar riesgos de contagio por el interactuar con otras personas.