Villaluz pudo ser un fenómeno

el

AGENCIA

Las cualidades de César Villaluz asombraron a todos hace tiempo, incluso a Gerardo Martino, el técnico del Tricolor conoció al joven mexicano en 2008 en Tijuana, doce años después el Tata no sabe por qué César no despegó: “A mí me consta que México invierte mucho en selecciones inferiores, no soy experto, pero creo que hace falta darles más seguimiento a esos jóvenes. Recuerdo que con Paraguay me tocó ir a Tijuana para enfrentar a la selección Sub-23, nosotros habíamos preparado el partido, pero había un chiquito de Cruz Azul, Villaluz que nos asombró, no sé qué pudo haber pasado para que no haya sido el fenómeno que pudo haber sido”, reveló Gerardo.

Martino platicó con Luis Fernando Tena en el podcast de Chivas sobre talentos jóvenes que no llegan a destacar: “Creo que falta darle más seguimiento a esos futbolistas que tienen capacidades para estar en selecciones menores y luego pasan cosas raras, estar más al pendientes de su educación, la alimentación, algo que nos permita de alguna manera reducir el margen de error”, dijo.

La camada inmediata que se tiene que vigilar es la de Eugenio Pizzuto y Efraín Álvarez: “Pienso en los chicos Sub-17 que fueron subcampeones del mundo el año pasado, me va a alegar mucho si uno de ellos llega a Qatar, yo también invierto tiempo en verlos, estos tres o cuatro años de formación son importantes para ellos, tenemos que darles seguimiento”, recalcó.

EDSON Y LAINEZ

Sobre cómo moldear a las joyas Martino puso como ejemplo a Edson Álvarez y Diego Lainez, ambos en Europa, pero con distinta actualidad:

“Edson se fue formado, siendo campeón, referente y con un Mundial, cayó en el Ajax semifinalista de Champions, empezó jugando, luego no tanto, pero es un futbolista preparado”, dijo.

“En el caso de Diego, él sigue formándose en el Betis, he hablado con Rubí, me dice que Diego está trabajando, puede dar el salto, pero sigue en formación. Afortunadamente para él está en el Betis, hay otros equipos que no espera y si lo haces mal vas de regreso. Lo mismo pasa en Argentina, muchos jugadores salen demasiado rápido”, comentó.